ESTE AMBICIOSO PROYECTO OFRECERÁ EN UN MISMO SITIO MÚLTIPLES OPCIONES DE PRODUCTOS, SERVICIOS Y ENTRETENIMIENTO PARA TODA LA FAMILIA. ¡SE BENEFICIARÁN MÁS DE 500.000 HABITANTES!

¨Llegamos para quedarnos, y querer ser parte de la comunidad, no solo hacer un centro comercial y ya¨
Samuel Muñoz, director del proyecto

Seis pisos comerciales con 220 locales y 152 marcas, cinco niveles de parqueaderos con 800 celdas para vehículos, 800 para motos y 200 para bicicletas-, y tres más de oficinas, todo en un área construida de 86.000 metros cuadrados, hacen del Centro Comercial La Central el más grande de la zona oriental de Medellín, en un área de influencia que abarca tres comunas y beneficiará a más de 500.000 habitantes de este sector de la ciudad, más otros miles que lo visiten de otros rincones del Valle de Aburrá.

La Central se apresta a abrir sus puertas el 3 de mayo tras tres años de obras en las que han coincidido hasta 1.150 trabajadores en picos de trabajo, y que en los momentos previos, con las adecuaciones de cada uno de los locales, puede superar las 2.500 personas, pero que cuando entre en funcionamiento generará hasta 2.000 empleos permanentes.

Este es el fruto de un sueño originado en 2015 por la firma Viviendas y Proyectos, Muros y Techos y Londoño Gómez, en un lote de 14.000 metros cuadrados ubicado en el sector de Ayacucho, contiguo a la Unidad Deportiva de Miraflores, donde antes funcionaba un asilo.

La idea, comenta Samuel Muñoz, director del proyecto, era ofrecerle a las comunas 8, 9 y 10 (Villa Hermosa, Buenos Aires y La Candelaria) un espacio de encuentro y entretenimiento, que supliera sus necesidades en este sentido.

“Aunque en el centro de la ciudad hay una excelente oferta comercial, encontramos que muchas veces había dificultades para comprar algo un sábado en la tarde-noche o un domingo; además que la zona cuenta con pocos lugares de diversión para la familia”, afirma.

Fue así como surgió el interés de ofrecerles a los habitantes de estas zonas una centralidad donde lo tuviesen todo en cualquier momento, de allí el nombre de La Central.

“Llegamos para crear alegría”, sostiene Samuel. “Medellín creció en esta zona, tenemos que revivir esas raíces, ofreciendo seguridad y tranquilidad, siendo cercanos y amigables, valores que hicieron grande a Antioquia”, dice.

El proceso constructivo

Luis Fernando Zapata, director de proyectos de Muros y Techos S.A., contó que al estar en una ladera, la construcción requirió de una excavación especial, contenida con pilas de concreto ancladas, con desniveles de 18 metros entre Ayacucho y el último nivel de los parqueaderos.

Por respeto a los vecinos, no se hicieron detonaciones con dinamita, y en cambio se acudió a la cuña hidráulica, un sistema que perfora la roca y con aire a presión la expande hasta romperla.

El respeto por el entorno fue clave; uno de los atractivos del Centro Comercial serán tres algarrobos y un samán ubicados en la entrada sobre Ayacucho, que los visitantes podrán disfrutar ya que antes, al encontrarse dentro de un predio privado, estaban poco visibles.

“Nuestra preocupación fueron los vecinos. Desde el principio los contactamos, los visitamos para realizar las actas de vecindad, y protegimos sus viviendas del ruido y el polvo con barreras. Procuramos que los vehículos de carga no ensuciaran las vías aledañas”, explicó Zapata.

Hoy, esas incomodidades temporales darán paso a un gran beneficio para todos, un lugar de encuentro único en esta zona de la ciudad.